EL MANGRULLO


Año 8 Número 85 - 1 de agosto de 2007
Editora responsable: Raquel M. Barthe
mangrullo@sion.com
www.angelfire.com/stars/rbarthe

Boletín dedicado a la Literatura Infantil y a la Lectura
Desde 1997, el primer boletín virtual argentino en su especialidad
Un espacio de todos y para todos


El Mangrullo en Internet
usuarios.sion.com/mangrullo

ISSN 1666-3403 (correo electrónico)
ISSN 1666-3411 (en línea)

Auspiciado por la Secretaría de Educación del GOBIERNO DE LA CIUDAD DE BUENOS AIRES, por RESOLUCIÓN N° 117 / 5 de julio de 2001 y por el Ministerio de Educación Ciencia y Tecnología de la Nación, por RESOLUCIÓN N° 107SE de abril de 2002.

Las notas firmadas expresan ideas y opiniones que son responsabilidad de los firmantes y que no representan necesariamente las ideas y opiniones de EL MANGRULLO.


SUMARIO:

1 - ENTREVISTA a la escritora Helen Velando
2 - EL LIBRO COMENTADO
3 - CARTAS DE LECTORAS/ES
4 - EL BUZÓN LOCO
5 - EL RINCÓN DE LA POESÍA
6 - NOTICIAS
7 - LINKS INTERESANTES


Entrevista a la escritora HELEN VELANDO

Datos biográficos:
Helen Velando, nació en Uruguay en 1961. Es actriz, titiritera y directora teatral, Ha escrito guiones y obras de teatro para niños y adultos. Es cantante y compositora. Publicó: Detectives en el Parque Rodó, en 1999 (con más de 15.000 ejemplares vendidos en Uruguay), Misterio en el Cabo Polonio, en 2001, La serie "Los Cazaventura" entre 2003 y 2007, entre otros títulos. Obtuvo varios premios, entre ellos el Bartolomé Hidalgo 2003; desde 2002 hasta 2006 recibió todos los años el Premio Libro de Oro, otorgado por la Cámara Uruguaya del Libro al libro con mayor número de ejemplares vendidos en un año.

El Mangrullo: -¿Cuántos libros tenés editados, además de La pulga interplanetaria?

Helen Velando: -Catorce, pero éste es mi segundo libro, que ahora salió con una nueva edición donde se le hizo una revisión y se le cambió el formato y las ilustraciones, pero salió por primera vez en 1995.

EM: -Y en cuanto a la corrección de estilo que realizan las editoriales, qué exigen o qué piden y cómo te sentís, qué cuestionan, ¿regionalismos?

HV: -No, yo trabajo en forma muy libre. La mayoría de mis libros están editados en Alfaguara. Este es el primer libro editado en Sudamericana que, además, acaba de comenzar con su colección de autores nacionales. Tengo la suerte de poder trabajar con la misma correctora en las dos editoriales. Pero no he tenido ningún tipo de inconvenientes, es más, aprendo mucho con las correcciones. En un momento me puse a estudiar idioma español porque consideré que era mejorar las herramientas para el trabajo que yo ya venía haciendo.

EM: -En cuanto a las ilustraciones, ¿ellos proponen al ilustrador o tenés forma de intervenir en la elección? Mi pregunta es, ¿qué ingerencia tiene el autor en cuanto a la elección del ilustrador y qué pasa en el caso de que vos no estés conforme con las ilustraciones que acompañarán al texto o con ese ilustrador?

HV: -Se trabaja en forma conjunta. Yo puedo proponer un ilustrador, pero en general es la editorial quien lo propone y muchas veces la propuesta tiene que ver con los tiempos que tiene el ilustrador y otras, tiene que ver con el estilo del libro. Entonces, por ejemplo, para el próximo título en Sudamericana, mi editora ya recibió unos bocetos de posible ilustrador sobre el cual ya nos habíamos puesto de acuerdo que podía ser. Pero la última palabra, por supuesto, la tiene el autor. Por ejemplo, en una colección que tengo en Alfaguara, y que son cinco libros, están todos ilustrados por la misma persona porque al ser una colección tiene que tener una continuidad y, casualmente es quien también dibujó este libro de Sudamericana y que además tiene estilos diferentes para cada libro porque Alfredo Soderguit es una persona que siempre está investigando y buscando... En este caso mi editora en Sudamericana es la misma con quien trabajé en Alfaguara, donde edité mi primer libro, y fue con el primero que salimos en Alfaguara, y fue también el primer ilustrador y su primer trabajo. Ese libro resultó un clásico que se sigue vendiendo.

EM: -Ah, es la misma editora que cambia de editorial... justamente yo te iba a preguntar cómo era que habías llegado a Sudamericana.

HV: -Sí, Viviana Echeverría fue la editora que yo conocí en 1998 en Alfaguara. Ahora comenzó a editar para Sudamericana, entonces me dijo “vamos a repetir la cábala, Alfredo y vos...”.

EM: -¿Y estos son los primeros libros de edición uruguaya que Sudamericana edita con autores uruguayos? ¿O ya tenía ediciones uruguayas de autores extranjeros?

HV: -Eso te lo tendría que contestar Viviana porque yo en realidad desconozco los autores que ellos editan. Pero recuerdo haber ido a la presentación de un libro de autor nacional, pero creo que fue algo esporádico y no tuvo buen curso. Ahora sí se está trabajando en el ámbito infantil y también a nivel adultos. Y se está haciendo un trabajo muy interesante que es la publicación conjunta Río de la Plata, es decir trabajar para la región.

EM: -Claro, eso me llamó la atención...

HV: -Mis próximos títulos de Sudamericana ya están dentro de la Argentina; se editan en forma simultánea. El próximo saldrá en agosto y ya sale en ambos países.

EM: -El que saldrá en agosto, ¿es una continuación de Una pulga interplanetaria o solo mantiene los mismos personajes?¿Qué conexión hay entre ellos? Porque incluso me quedó la duda si no había una historia anterior de Sumermá-pupu...

HV: -Sí, hay una conexión. Hay una historia anterior con este personaje y es en mi primer libro, publicado en Editorial Tahes, una editorial que ya cerró. La mayoría de escritores nacionales empezamos allí y yo, después de que Tahes cerró estuve un tiempo que no presenté nada en ningún lugar, hasta que entré en Alfaguara y conocí a Viviana. Cuando ella comenzó su trabajo de edición en Sudamericana me convenció de tomar mi segundo libro y reescribirlo, ampliarlo, cambiar los dibujos y, bueno, que fuera el primer título de Sudamericana.

EM: -Ese libro anterior, ¿tenés pensado, reescribirlo y volver a publicarlo?

HV: -Por ahora no. En realidad la franja etaria que es la de este libro, no es la que yo trabajo habitualmente. En realidad escribo para gente más grande, así como pre-adolescentes. En Alfaguara, todos mis títulos son para más grandecitos. Este libro nació para más chicos porque tenía que ver con el primer libro y porque eran las edades de mis hijos.

EM: -Entiendo: uno tiene un receptor delante que es el que lo motiva; luego van creciendo y la literatura crece con ellos. ¿Qué edades tienen ahora?

HV: -Sí, ahora tienen dieciocho y veintidós.

EM: -¿Tenés, entonces, escritos libros juveniles?

HV: -Sí, el anteaño publiqué en la serie Roja de Alfaguara. De todas formas no me cierro mucho y trato de escribir donde haya una lectura para niños, pero al mismo tiempo también una lectura para el adulto. Y tengo la suerte de que -es un fenómeno que se dio- hay muchos adultos que ni siquiera ponen la excusa de decir “tengo un nieto o un hijo o mi sobrinito...”; no, “me compro el libro para mí”. Tengo un público adulto que compra libros para niños y los sigue y me preguntan “¿cuándo saldrá el próximo?”, sobre todo con esta serie de los Cazaventuras, que ahora estoy escribiendo el quinto y último.

EM: -¿De qué edad serían los destinatarios? ¿Abarcan la pre-adolescencia?

HV: -Sí, a partir de los diez años y abarca hasta los comienzos de la adolescencia. El tema es que cuando yo era chica, no había este tipo de libros. A mí me hubiera gustado leer algo así porque los autores nacionales no se dedicaban... explico esto porque el resto de los libros más conocidos escapa un poco a lo que escribo ahora y tienen que ver con los lugares y están basados en hechos reales. La ficción va alrededor de una cantidad de temas vinculados, pero que son hechos reales o lugares reales que pueden visitarse, se puede ir a conocer. Los datos que yo pongo en los libros tienen rigor, entonces esto también entusiasma al adulto y entusiasma también a los niños.

EM: -Esta serie que me dijiste que se llama Cazaaventura, en cuanto a género, ¿dónde la ubicarías?

HV: -Aventura y recorre distintos países de América.

EM: -De acuerdo a lo que vos me venís contando, la aventura sería una excusa para plantear y desarrollar conflictos humanos reales; algo así como un disfraz de una novela realista: una novela realista con un entorno de aventura que hace más atractiva su lectura.

HV: -Sí, la clasificación pasaría por algo así... y creo que prendieron mucho por eso mismo. No ocurre lo mismo con otros libros de aventura o misterio, que es el género que yo manejo. En todos mis libros los personajes son muy creíbles, porque por ejemplo Detectives en el Parque Rodó es una clásica historia de detectives, pero los detectives son de diez años, son muy creíbles, no son perfectos, les pasan cosas, se equivocan, pero a mí me gusta mucho la deducción, pensar, inferir, estar buscando y entonces puede pasar aquello y las historias y los lugares donde transcurren son muy conocidos y se pueden visitar y se puede ver que están allí y, de alguna manera, eso los puede acercar más al libro. El caso de estas aventuras es un poco especial porque son una familia, Cazaventura es el apellido de la familia. Cuando apareció el tema de Harry Potter yo me dije que a mí me gustaría hablar de lo nuestro porque, si bien ellos tienen una cantera riquísima desde su historia y toda una tradición de una mitología céltica, nórdica, nosotros también la tenemos y en América tenemos una gran cantidad de cosas mágicas. Ellos pueden tener un niño mago, pero nosotros tenemos yamanes, tenemos una cantidad de culturas diferentes. A mí me marcó mucho un viaje que hice cuando tenía veinte años, cuando recorrí -salí desde acá de Buenos Aires- todo el norte argentino, Bolivia y parte de Perú. Y mi primer libro que se llama Los Cazaventura recorren el camino perdido de los Andes, los protagonistas recorren esos tres países; por supuesto con una excusa, hay una aventura detrás, hay que resolver enigmas, van dejando pistas y es una familia la que sale. Es una familia conformada por el padre y la madre, que tienen oficios especiales: la mamá es antropóloga y el padre es biólogo y tienen a los dos hijos -donde también hay conflictos entre los dos hermanos, una nena y un varón- y un tío inventor que a la vez es profesor de física y de química y que vive haciendo experimentos y, como inventor, hace cosas muy locas en su casa. Tiene una casa muy especial y, bueno, así conformé ese núcleo familiar porque la idea mía era trabajar a través de una familia que va recorriendo distintos lugares. Ahora estoy escribiendo el último libro de la serie Cazaventuras. Tuve la suerte de viajar a fines de marzo y primeros días de abril al Desierto de Atacama porque el último libro transcurre en el Desierto de Atacama. Siempre voy recorriendo varios países. Una parte empieza en Cuzco, transcurre en Perú, Lima y Cuzco.

EM: -¿Siempre en lugares que vos conocés?

HV: -No, no. Porque el año pasado, por ejemplo, cuando entregué el de las Guayanas, ahí utilicé tres países: Venezuela, Guyana y Surinam, que los chicos en general no lo tienen como país, no lo ubican. Pero no pude viajar y si no puedo viajar tengo que estudiar el doble.

EM: -Claro, para que tengan rigor y por eso tienen tanto éxito también entre los adultos.

HV: -A lo mejor tiene que ver con eso, pero además los personajes son muy queribles.

EM: -¿Creíbles o queribles?

HV: -Pueden ser las dos cosas

EM: -Y verosímiles, que también es diferente. Justamente no son personajes arquetipos, sino personajes típicos.

HV: -Ni los buenos son buenos, buenos, buenos ni los malos son malos, malos, malos; puede ser el señor de la esquina que, bueno, tiene un trabajo especial, porque algo tiene que tener, pero todos tenemos cosas especiales, ¿no?

EM: -¿Y cómo fue que escribiste Una pulga interplanetaria?

HV: -Bueno, este es un caso diferente porque este libro lo escribí por necesidad, en verano -que es lo que yo les cuento a los chicos cuando visito colegios-, fue cuando mis hijos eran chicos y un verano me tocó quedarme en Montevideo -no tenía plata para irme de vacaciones- entonces, en vez de irme al Caribe, me quedé en Montevideo, en un departamento; hacía mucho calor y llovía y tenía la playa a diez minutos, así que me tomaba un ómnibus bien tempranito y nos íbamos a bañar a la playa. Volvía cansada, con los nenes llenos de arena, termo y mate, con la palita, el rastrillo y todas las cosas y venía tan cansada que lo único que quería era que se bañaran, comieran algo, se acostaran y durmieran una siesta, porque yo quería dormir. Y, como siempre sucede, ellos no querían dormir la siesta porque cuando uno es chico no tiene ganas de dormir la siesta. Entonces yo hice lo que llamo un “soborno maternal” y les decía: “si yo les cuento un cuentito, en la cama grande, ¿ustedes se duermen un ratito de siesta?”. Entonces empecé a leerles todos los libros que tenía; pero el verano es muy largo y se me acabaron los libros y tuve que empezar a inventar. Y empecé a inventar la historia de un niño que no quería dormir la siesta y que a la hora de la siesta se escapaba a la azotea y, ¿qué hacía?, se puso a construir una nave espacial. Y, ¿con qué?, con una heladera porque en su casa habían cambiado la vieja heladera de la abuela, esas heladeras enormes que parecían un ropero, más que una heladera. Entonces esa heladera quedó en la azotea y a ese nene, Nicolás, se le ocurrió vaciarla y empezar a llenarla con una cantidad de cosas que el papá guardaba en un cuartito para herramientas, donde también guardaba cosas para arreglar, que nunca llegaba a arreglar. Con todas esas cosas viejas, Nicolás construyó una nave espacial, en realidad una “helanavederaespacial”, que no es lo mismo. Así que esa historia la tuve que inventar por necesidad.

EM: -Bueno, ahora estás entrando en el mercado argentino y ya recibiste tu bautismo yendo a visitar escuelas. ¿Con qué grados?

HV: -Cuarto y quinto grados.

EM: -Pese a que la colección sugiere la lectura a partir de los ocho años, esos chicos que te entrevistaron tienen entre nueve y once años. ¿Habían leído previamente el libro?

HV: -Sí, ya lo habían leído, pero no es lo mismo cómo lo leen ellos y cómo lo lee el autor. Y ellos pueden hacer preguntas, que es lo que a mí me gusta. La idea es acercar el autor al lector y que puedan ver que un escritor es una persona como todo el mundo, pero que además vive de escribir o escriben, porque tengo compañeros que no pueden vivir solamente de escribir.

EM: -Pero además, las preguntas que puede hacer un chico con una lectura previa de la obra, son diferentes a las que puede hacer sin haber leído el libro. El chico que no tuvo acceso al libro, solamente puede preguntar acerca de la vida o el oficio del escritor, pero no acerca de su obra. Son dos cosas distintas, aunque muy ricas las dos, y por eso te lo pregunté.

HV: -Pero la charla es acerca del oficio. Yo les pregunto si ellos tienen faltas de ortografía y ellos siempre dicen “¡nooo!!!” y algunos dicen tímidamente “sí”. Entonces yo les digo, “¿yo no les dije que los escritores somos casi humanos?, entonces también se pueden equivocar y, por lo tanto, también pueden tener faltas”. Y hablamos acerca de la corrección de los libros. Con los más grandes hablamos también sobre fuentes de inspiración porque ellos preguntan de dónde salen las ideas o por los nombres de los personajes. Hoy me preguntaron por qué le puse Supermá-pupú a la pulga y les expliqué que la hija de un amigo, cuando tenía tres años, jugaba con un amigo invisible al cual llamaba Supermá-pupú. Y cuando yo escribí el libro me pareció que ese era el nombre ideal para una pulga, entonces se lo pedí prestado y me autorizó; con sus tres años, me dijo que sí, que lo podía usar y quedó como personaje. Y esas son las cosas chiquitas que no te enterás si no hablás con el escritor.

EM: -Este libro, ¿se va a presentar aquí, en la Argentina?

HV: -Sí, se van a hacer dos presentaciones en Buenos Aires, el 27 de julio, en la Feria del Libro Infantil.

EM: -Hoy nos acompaña Sebastián Frega, socio de la Biblioteca Infantil Samay Huasi, que tiene 12 años y a quien le dejaremos hacer la última pregunta para cerrar esta entrevista.

SEBASTIÁN: -¿Cómo es la vida de una escritora?

HV: -Yo trabajo horas y horas, dentro de mi estudio, me voy a las montañas a terminar de escribir mi libro y luego regreso a cobrar millones de dólares... No, te voy a decir la verdad: tengo la computadora en el comedor de mi casa, tengo que lavar los platos, tender la ropa, hacer los mandados, preparar la comida, tengo hijos, tengo tres gatos, tengo a mi marido, tengo a mi mamá y, en el medio de todo eso, yo escribo, y tengo el teléfono al lado y el televisor detrás y a veces escribo o termino escribiendo en una cuadernola en la cama, para poder estar encerrada en un lugar, escribiendo cuando puedo y, en mis ratos de ocio, escribo y el resto del tiempo me tengo que ocupar de hacer otras cosas o salgo a visitar escuelas, pero bueno, yo no me puedo quejar porque a mí me gusta mucho lo que hago, todo lo que hago, y escribir es una de las cosas que más me gusta y no puedo parar de escribir. Descubrí algo que me gustaba mucho y no lo descubrí enseguida; no me levanté un día y dije “oh, cuando sea grande voy a ser escritora”, no. Después e haber sido actriz y de haber trabajado en muchas cosas, alguien me propuso que escribiera, que escribiera para niños porque yo trabajaba como docente de teatro con niños, trabajaba haciendo funciones de teatro para niños, también para adultos, pero sobre todo para niños. Y me dijo que probara y yo probé escribiendo un cuento y me dijo “está bien, seguí por ahí porque está para hacer una novela”, y seguí y seguí y me quedó el primer libro. Lo publiqué en el 1993 y, de ahí en adelante, ya no pude parar. Pero hace seis años que me dedico solamente a escribir y mantengo a mi familia con la literatura. Soy una privilegiada porque muchos compañeros tienen otros trabajos y, además, escriben. Yo, en mi caso, me dedico solamente a escribir y a hacer las charlas que son, por supuesto, parte del mismo trabajo.

EM: -Muchas gracias por todo el tiempo que nos dedicaste, por las cosas lindas que nos contaste y que nos motivan para seguir leyendo otros libros, además de Una pulga interplanetaria.

HV: -Para finalizar, te doy la primicia de mi próximo libro que saldrá en agosto. El título es Las aventuras de Super Pocha. Super Pocha es una heroína que es super madre, super esposa, que tiene hijos y tiene a su marido, que trabaja y además trabaja dentro de su casa y sale a luchar por la justicia, pero no sale sola, sale con ese perro, con Rodrigo. Están vinculadas esta historia con la otra. Ese sería el nexo, Rodrigo tiene la cucha en la azotea, pegada a la azotea de Nicolás, donde tiene la naveheladera.

EM: -Esperamos ansiosamente que llegue agosto.

EL Mangrullo, miércoles 27 de junio de 2007.


EL LIBRO COMENTADO

I

BRUNI, Corina. Lights and colors = Luces y colores / Corina Bruni ; ilustración de tapa Ana Patricia Baron ; ilustración interio Josep M. Alentorn. -- San Salvador : La autora, 2004. -- 66 p. : il. ; 28 cm. -- (Colección Joaquín).


Este libro presenta la particularidad de estar dividido en dos partes: la primera, escrita en inglés y la segunda en castellano. Desde el principio observamos que el objetivo es claro: apunta a trabajar con niños bilingües, o bien introducirlos en el aprendizaje de dos lenguas por medio de la literatura. Hay una conjunción de poesías, cuentos, leyendas, fábulas, moralejas, teatro, misceláneas, adivinanzas y, como dice al pie del índice, algo más.
La autora intenta dejar enseñanzas a los niños no tan pequeños, sobre temas morales, de solidaridad, consejos, mezclados con la gracia de la poesía rimada, como La gata pirata o Mi amigo tic-tac, Feliz arreglo, Ulga, la pulga o las adivinanzas que atrapan la curiosidad de los chicos. Acompañan algunos dibujos en el interior del libro, en blanco y negro.
El lenguaje sencillo, claro, se mezcla con el ritmo y algunos giros característicos salvadoreños, que se comprenden perfectamente y al mismo tiempo nos brindan la posibilidad de reconocer marcas culturales de otros grupos latinoamericanos. Observamos de este modo, la riqueza de nuestro idioma y las posibilidades que nos brinda la lengua castellana.

Zulma E. Prina

II

FONSECA MORA, Ramón, 1952-. Ojitos de ángel. -- Panamá : Alfaguara, 2005. -- 160 p. ; 21 cm. -- ISBN 9962-650-58-5.


Novela realista relatada en tercera persona por un narrador omnisciente.
El protagonista principal (el Sr. Vargas) es un rico y poderoso empresario que sufre un accidente automovilístico y queda internado en un hospital público donde comparte la habitación con una niña pequeña (Mechi) que padece una enfermedad terminal.
Su permanencia en el hospital y la obligada vecindad de su compañera de infortunio lo obligan a reflexionar acerca de su vida y, al mismo tiempo, compararla con la de Mechi. De esta forma, poco a poco, va modificando su enfoque de la realidad.
La niña, a diferencia de Vargas, es de condición muy humilde y está plenamente consciente de la proximidad de su muerte. Sin embargo, vive con alegría el tiempo presente y se preocupa por los demás, tratando de hacer siempre algo por ellos. A pesar de su breve existencia, Mechi posee una riqueza interior y una sabiduría intuitiva que dejan una profunda huella en quienes la rodean. Ella comparte con todos esa riqueza espiritual y por eso mismo toma la muerte con naturalidad y sin temor.
Esta fugaz existencia de su vecina de cama le permite a Vargas darse cuenta de que, a pesar de su fortuna, posición social y años de vida, nadie le demuestra cariño o interés. Está solo y comienza a bucear en su interior tratando de encontrarse a sí mismo. Esta búsqueda lo lleva a una profunda autocrítica que lo hace cambiar radicalmente su forma de vida y la relación con su entorno.
Se trata de una novela muy bien narrada, con una sólida estructura, sin moralinas, golpes bajos o didactismos. Un lector avezado puede leerla en profundidad, descubriendo diferentes niveles de lectura y encontrar con facilidad el tema principal de la obra: “el poder”.
La vida de Vargas va mostrando cómo se genera en el ser humano esta necesidad de dominio y de sometimiento de los otros y cuáles son las principales herramientas que le permitirán ejercerlo (el dinero) y cómo para conseguirlo todos los medios son válidos (“el fin justifica los medios”), aunque estos sean deshonestos).

Raquel M. Barthe

III

ALCÁNTARA, Ricardo. Tomás y el lápiz mágico / Ricardo Alcántara ; ilustraciones Gusti. -- Buenos Aires : Edelvives, 2007. -- 46 p. : il. col. ; 20 cm. -- (Colección Ala Delta. Serie Roja; 1). -- ISBN 978-987-1348-71-8.


El tema del cuento es “la sobreprotección” y la inseguridad que esta genera en los niños. Tomás se siente protegido dentro de las cuatro paredes de su diminuta vivienda (una caja de zapatos). No sale de allí, supuestamente porque no puede, pero en realidad no se atreve a intentarlo. Correr el riesgo de vivir en libertad le produce miedo. La vida dentro de ese esquema tan rígido le da seguridad y, al mismo tiempo, le impide desarrollar la imaginación y dejar volar la fantasía.
La resolución del conflicto se produce por casualidad y no por una determinación de Tomás. No obstante, la aparición del lápiz mágico provoca el cambio y Tomás empieza a sentir curiosidad y a desear modificar su existencia y, de esa manera, finalmente se atreve a salir de su encierro y enfrentar al mundo.
Comienza a tomar decisiones; algunas tienen consecuencias directas y otras, no tanto, como la flor que nace de la lluvia que produjo la nube dibujada por Tomás. También comprende que hay cosas que ya estaban en el mundo (la pelota) y que son capaces de tomar sus propias decisiones y que así se va tejiendo la vida, llena de riesgos, sorpresas y sueños, y que vale la pena arriesgarse a vivirla.
La mariposa dibujada con el lápiz mágico y la flor, deciden sobre sus vidas y emprenden un camino juntas.
El final queda abierto, cuando Tomás abandona su caja de zapatos y parte a recorrer el mundo, dejando abandonado el lápiz mágico.

Raquel M. Barthe


CARTAS DE LECTORAS/ES


I

Estimada Raquel:
Desde hace bastante tiempo estoy suscrita a esa maravillosa revista virtual que tan exitosamente dirige.
No hay ningún artículo que deje de leer; todos son fantásticos y hacen motivarnos a todas las que amamos la Literatura y además trabajamos con niños.
He leído en su último artículo dos cosas que me han llamado la atención y en ellas me he sentido orgullosa.
La Primera es la del Libro Comentado, de la Dra. Sylvia Puentes de Oyenard.
Amiga de la que soy gran admiradora.
Además yo soy Presidenta de la academia que ella creara en Chile y he publicado con ella algunos libros y en este último, Al pasar la Barca, existe un poema mío.
La segunda es la entrevista a la joven Chilena que escribió el libro que ganó premio, me refiero a Francisca Soler, también me llenó de orgullo.
El día 6 de agosto iré como exponente a Argentina (Luján), al Simposio organizado por ILCH, que está representado por la Señora Marta Paris, pero que se llevará a efecto en esa ciudad, ahí se presentará una antología de algunos poemas míos.
Si es posible, a lo mejor podíamos tener una conversación acerca de todas las actividades realizadas en Chile por medio de las entidades que represento. Tengo un portal donde se puede ver algo de mis actividades.
www.estelasocias.cl

Desde ya muchas gracias, felicitaciones y hasta pronto.
Un abrazo,
Estela Socías Muñoz
Presidenta Academia Chilena de Literatura Infantil-Juvenil
Directora de la Sociedad de Escritores de Chile
Escritora
Corresponsal de ILCH en Chile

II

Estimada Raquel:
Te agradecería poder contactarme con Alicia, ya que ambas somos docentes de la misma área y por lo que leí también le gusta escribir.
Espero tu respuesta.
Un saludo,
Maria Delia Minor

III

Estimada Raquel:
Tal vez me recuerdes (soy el hermano de Alicia) y también el autor de diversos textos para niños que en su momento comencé a compartir con El Mangrullo hace un tiempo atrás. Con mi esposa (Esther) estuvimos en la feria y nos hubiere gustado verte pero nuestro viaje de regreso ya estaba programado para el jueves 19. No obstante lo cual, apenas esté a nuestro alcance leeremos y comentaremos tu nuevo libro Valentina.
Te hago llegar un afectuoso saludo y felicitaciones por tu arduo trabajo en El Mangrullo como así también por los galardones justamente obtenidos. Y como para muestra basta un botón te hago llegar algunos de mis últimos trabajos para que los disfrutes y comentes y si te queda algún lugarcito los compartas en El Mangrullo para difusión en la Web.
Hasta pronto,
Jorge Alberto Baudés
Rawson-Chubut

IV

Querida Raquel:
Te felicito por el nuevo aniversario que cumpliera el mes de julio ppdo. El Mangrullo. La excelencia del material que mes a mes nos regalas pone de pie a la Literatura dedicada a los más jóvenes.
Claro que en el siglo XXI todavía hay gentes, y lo que es peor instituciones, que no tienen en cuenta a los autores de Literatura Infantil. Y concretamente me refiero a la Sociedad Argentina de Escritores – SADE.
Relato los hechos: el jueves 19 del mes en curso fui a la 18ª Feria del Libro Infantil y Juvenil que se lleva a cabo en Buenos Aires desde el 16 del cte. hasta el 3 de agosto. Me acerqué al stand de la SADE a fin de convenir una fecha para firmar mis ejemplares, como hice desde el año 1984 (fecha en que publiqué mi primer libro de poemas) tanto en la Feria del Libro para adultos como en la infantil. Pero me informaron que este año no habían provisto al stand de un escritorio para tal fin. Y la persona que supuestamente es la encargada de Cultura en SADE me dijo que esta Feria es “para los chicos” y “NO para los escritores”. Quise interpretarlo como un olvido involuntario, me parecía un contrasentido que la Sociedad Argentina de Escritores haya dejado de lado a la gente que agrupa y, peor aún, no tuvo en cuenta a lectores jóvenes. Sé por experiencia lo importante que es para los chicos conocer personalmente a los autores, hacerles un reportaje que luego presentarán orgullosos en su escuela y pedirles un autógrafo (con dedicatoria individual) en cualquier papel que tienen a mano.
No contenta con las explicaciones que me dieron llevé una carta a SADE central a fin de que pudieran subsanar “el olvido” y colocasen en el stand: una mesa, pupitre, escritorio (o algo de cuatro patas que no fuese un perro) La carta iba dirigida al Presidente de la institución: Dr. César Augusto Cabral, con copia al Secretario Gral., Sr. Raúl Arenaza. Fue recibida a las 18,05 hs. del lunes 23 del cte. Hasta el momento nadie me respondió. Aparentemente el tema carece de importancia para la SADE. Así, y tal vez por primera vez en la historia de la Feria del Libro, la Sociedad Argentina de Escritores ignora tanto a los escritores como a los lectores de Literatura infantil y juvenil.
Agradecería que publiques esta nota o parte de ella en tu boletín.
Un abrazo,
Lic. María de la Fe Álvarez González
mariadelafe@tutopia.com
www.mariadelafe.com.ar


EL BUZÓN LOCO


I

MULEIRO, Vicente 1951-. Los cachorros de don Perro / Vicente Muleiro ; ilustraciones de Douglas Wright. -- Buenos Aires : Alfaguara, 2007. -- 112 p. : il. ; 20 cm. (Colección Alfaguara infantil. Serie Naranja) -- ISBN 978-987-04-0673-0.


Son una serie de cuentos basados en la Historia Argentina. Algunos de ellos me resultaron muy divertidos e interesantes; en especial el que le da nombre al libro y el que habla de la batalla de San Lorenzo. La recopilación de temas históricos utilizados en los distintos cuentos es original e interesante.
Para los niños que les guste leer y conocer un poco más de la cultura e historia de Argentina les recomiendo mucho este libro.

María de los Ángeles Regueiro

II

ESAIN, Alicia. Animalario / textos Alicia Esain ; ilustración Emi Ordás. -- Buenos Aires : Infantil.com, 2006. -- 7 v. ; [24 ca.] p. : il. col. ; 9 x 9 cm. -- ISBN 978-987-598-015-0.


Se trata de una "mini biblioteca" compuesta por 7 volúmenes y su correspondiente estuche para guardarlos.
El tamaño y soporte (cartoné) son apropiados para los más pequeños que pueden manipularlos con comodidad y disponer de ellos como de un juguete más.
"Animalario" es un "Abecedario" presentado por animales, de forma amena y divertida, guardando una rime que le permite al pequeño lector (o pre-lector) disfrutar con la sonoridad del lenguaje, memorizar la rima y jugar con las palabras.
Texto e imagen conforman un todo indivisible, convirtiendo a la escritora y a la ilustradora en co-autoras, ya que resulta imposible separar imagen de texto.

Delia M. Gualco

III

SANDOVAL ÁVILA, Alejandro, 1957-. Una mona en casa / Alejandro Sandoval Ávila. -- 3a. ed. -- México : SM, 2004. -- 104 p. : il. col. ; 19 cm. -- (Colección El barco de vapor. Serie Azul ; 8). -- ISBN 970-688-342-8.


Una mujer solitaria compra una pequeña mona chimpancé. Así comienza el relato que nos va llevando por un camino absurdo, lleno de anécdotas acerca de la vida de estas dos protagonistas. Poco a poco, la vida va cambiando para ambas, pero con la muerte de la mujer, la mona vuelve a su vida natural y el círculo se cierra, dejando que el lector reflexione acerca de las mascotas y lo que los seres humanos provocan en la vida silvestre.
Una lectura agradable, sin moralinas, pero con un profundo contenido.

María Esther Cantatore

IV

GIARDINELLI, Mempo. Celeste y la dinosauria en el jardín / Mempo giardinelli ; ilustraciones de Natalia Colombo. -- Buenos Aires : Alfaguara, 2007. -- 32 p. : il. col. ; 19 cm. -- (Colección Alfaguara Infantil. Serie Verde). -- ISBN 978-987-04-0679-2.


Un yo narrador adulto, papá de la protagonista, va relatando cómo la imaginación infantil crea un personaje de ficción (la dinosauria) y logra establecer una complicidad donde ambos comparten la imaginación y la fantasía de manera lúdica. Así van dándole la forma más conveniente a la dinosauria, hasta que el papá también puede verla en el jardín, rescatando su propia infancia que le permitirá comprender mejor a su pequeña hija y compartir momentos con ella.

Lucila F. Torres

V

Del ángel en la tina : antología de cuentos argentinos para niños / selección y prólogo Luis Cabrera Delgado. -- Santa Clara : Capiro, 2007. -- 296 p. ; 19 cm. -- ISBN 959-265-130-2.


Una excelente selección de cuentos para todas las edades y gustos, presentados por el escritor cubano y compilador de la antología, Luis Cabrera Delgado.
El libro no busca una unidad temática ni una franja etaria de destinatarios, sino que se abre como un abanico, mostrando el más amplio espectro que pueda abarcar, con el único propósito de que los jóvenes lectores cubanos puedan conocer, no solo autores argentinos, sino también ampliar sus horizontes accediendo a las características de otro pueblo latinoamericano con su historia, folclore, características y forma de vida. De acuerdo a esta propuesta se ha respetado el vocabulario empleado por sus autores y el registro de lengua original de cada cuento.
En las páginas finales se ha agregado un glosario para ayudar a una comprensión más profunda, en aquellos casos donde el significado de los vocablos no llegue a entenderse por el contexto.
Por otro lado, resulta un acierto incluir autores ya consagrados junto a otros que están iniciándose en el oficio de escritores, pero siempre teniendo en cuenta la calidad literaria de los textos.
Cada relato concluye con una breve presentación de su autor/a con la invitación al lector para comunicarse con él o ella y de esta manera comprometerse con la lectura, transformándose en lectores activos y participativos.

Carmen Borges

VI

MARIÑO, Ricardo. En el último planeta / Ricardo Mariño ; ilustraciones Marcelo Elizalde. -- Buenos Aires : Sudamericana, 2007. -- 160 p. : il. col. ; 22 cm. -- (Colección La pluma del gato. Serie Infantil). -- ISBN 978-950-07-2804-1.


Una novela original, divertida, con mucha fantasía, aventura, suspenso y el humor irónico tan característico de Ricardo Mariño que, esta vez, nos pasea por un planeta muy especial. Podría decirse que la novela es una parodia de la serie televisiva Lost, donde se van desarrollando una serie de sucesos absurdos en un misterioso planeta llamado "Nada", que también se lo puede considerar como protagonista de la historia. Este planeta-protagonista donde se hallan perdidos los pasajeros de una "cosmonave", juega con los sueños de todos ellos. De manera similar a la mencionada serie televisiva, la historia se centra en la diversidad de los personajes y en sus historias particulares; pese a que todos son personas comunes (típicas) están representando diferentes tipologías, nacionalidades, idiomas y costumbres. Los sueños van mostrando los conflictos de cada uno de ellos, revelando sus más íntimos deseos.
Pese a las diferencias, van aprendiendo a unirse para sobrevivir, compartiendo proyectos y estrategias que les permitan subsistir hasta que llegue la ayuda necesaria para salvarlos y regresar a la Tierra.
Al poner de manifiesto la diversidad de los personajes, Mariño reflexiona sobre el lenguaje y juega con las diferencias idiomáticas del español (p. 67 y 147).
Una novela para todos los que tengan ganas y se atrevan a sumergirse En el último planeta.

Florencia Monteros

VII

WALSH, María Elena. Perro salchicha / María Elena Walsh ; ilustraciones de Pablo Bernasconi. -- Buenos Aires : Alfaguara, 2007. -- 32 p. : il. col. ; 21 cm. -- (Colección AlfaWalsh). -- ISBN 978-987-04-0693-8.


Esta colección rescata la obra de María Elena Walsh en un libro-álbum agrupando, en este caso: El show del perro salchicha; Londres; Canción para vestirse; Un hipopótamo tan chiquito y Marcha de Osías.
Pablo Bernasconi realza las poesías con sus excelentes ilustraciones, permitiendo una segunda lectura desde la imagen.

Ana María García


EL RINCÓN DE LA POESÍA

En este número, la escritora salvadoreña Corina Bruni nos regala dos poesías.

MI GALLINA DOLORES

Tengo una gallina
de nombre Dolores
que me pone huevos
de siete colores.

Hermosos y azules
temprano, los lunes.
Medianos y verdes
de tarde, los viernes
. Chicos y morados
de noche, los sábados.

¿Y los otros días?
-me preguntarán.
Bueno, ésos, Dolores
los pone al azar:

Salen amarillos
si ve pajarillos.
Resultan cafés
si alguno amanece
vestido al revés.

Y rojos y negros
siempre que a la Luna
le ladran los perros.

No vendo a Dolores
por ningún dinero.
¿Porque me da huevos?
No, ¡porque la quiero!

ESPERA UN MOMENTO…

¿Estás aburrido
y te agradaría
escuchar un cuento?

¿Lo quieres de hilo?
¿Lo quieres de viento?
Espera un momento…
que, si no está escrito,
tal vez me lo invento.


NOTICIAS

I

El Jurado integrado por las señoras Nora Fonollosa y Ana María Shúa y los señores Jorge Dubatti y Oscar González ha resuelto, por unanimidad, otorgarle a El Mangrullo el premio Pregonero A PERIODISMO EN INTERNET 2007.
Los Premios Pregoneros son un reconocimiento a los difusores de la literatura infantil y juvenil argentina, quienes desarrollan su vocación de manera persistente y a veces silenciosa, en diferentes ámbitos.
Los premios consisten en réplicas de la carreta “La Andariega”, de Javier Villafañe y diplomas.
La distinción le será entregada el día jueves 2 de agosto a las 18 en la sala Mané Bernardo del Centro de Exposiciones de la Ciudad de Buenos Aires (Avdas. Figueroa Alcorta y Pueyrredón), en donde se desarrolla la 18.ª Feria del Libro Infantil y Juvenil.

II

La Biblioteca Popular “Madre Teresa”, hará entrega del PREMIO NACIONAL “MADRE TERESA de CALCUTA” EDICIÓN 2007, en el área de FOMENTO A LA CULTURA, LA EDUCACIÓN Y LAS BIBLIOTECAS a la revista EL MANGRULLO, especializada en la difusión de la Literatura Infantil, dirigida por la docente, escritora y bibliotecaria RAQUEL M. BARTHE. Dicha herramienta posibilita a docentes, bibliotecarios, padres y especialistas encontrar una guía sobre el desarrollo de dicha especialidad. Por el esfuerzo que significa hacer una “revista electrónica”, actualizarla, mejorarla y ponerla para el disfrute de todos, fomentando la lectura de niños y jóvenes en el gran y ancho mundo “virtual”.
La entrega de los premios se realizará en el marco de los festejos del Día de las Bibliotecas Populares, el sábado 29 de septiembre, a la hora 20, en el Teatro La Cochera, Larrea 477, de la localidad de González Catán, partido de La Matanza, Pcia. de Bs. As.

III

Deseo comunicarles que de acuerdo al testamento dejado por la escritora María Hortensia Lacau, tengo en mi poder los derechos de autor de toda su obra.
Para editar o publicar cualquier texto de su autoría deberán dirigirse a:
Raquel M. Barthe
agencialiteraria@sion.com


LINKS INTERESANTES

www.estelasocias.cl

lamaquinadeltiempo.com/entrevista/sorrentino.htm

www.sololiteratura.com/sor/fernandosorrentino.htm

http://letras-uruguay.espaciolatino.com/aaa/barthe_raquel/libro.htm

http://letras-uruguay.espaciolatino.com/aaa/barthe_raquel/la_farola_encantada.htm


Consultar el Índice

Arriba

Principal